Volcán Taal de Filipinas lanza una densa columna de pluma y podría ocurrir otra fuerte erupción

Los investigadores de Filipinas dijeron que el volcán Taal está mostrando una “actividad magmática” que podría conducir a una nueva fuerte erupción, ya que emitió penachos de color blanco grisáceo y registró terremotos volcánicos, después de semanas de su erupción inicial.

El Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología (PHIVOLCS) dijo el lunes que había registrado al menos 134 terremotos volcánicos en las últimas 24 horas.

Los terremotos “significan una actividad magmática bajo el edificio Taal que podría llevar a una actividad eruptiva en el cráter principal”.

La advertencia se produjo poco más de una semana después de que las autoridades filipinas bajaran el nivel de alerta en el popular destino turístico al sur de Manila, una medida que permitiría a muchos de los más de 376,000 aldeanos desplazados regresar a sus hogares.

Taal entró en su etapa de erupción el 12 de enero, arrojando cenizas, vapor y rocas, lo que elevó la alerta para un evento mayor. La erupción no causó ninguna muerte conocida pero provocó una crisis temprana este año para una de las naciones más propensas a los desastres .

PHIVOLCS dijo que su red de monitoreo sísmico detectó dos eventos sísmicos a las 4:20 a.m. y 5:42 a.m., que registraron “respectivamente a magnitud 3.2 y 2.3; el primero se sintió a Intensidad IV en Laurel y Agoncillo e Intensidad III en Lemery, Batangas”.

La agencia del gobierno añadió que el volcán emitió “una voluminosa emisión de humo blanco sucio y pluma blanca cargada de vapor” que se elevó a 800 metros de altura, registrando emisiones de dióxido de azufre a un promedio de 97 toneladas al día el 1 de febrero.

PHIVOLCS explicó que se mantiene sobre el volcán un nivel de alerta 3 y que están estrictamente prohibidas las entradas a la isla del volcán Taal y a las áreas sobre el lago Taal y a las comunidades al oeste de la isla en un radio de 7 kilómetros (4.3 millas) desde el cráter principal.

“Las explosiones súbitas impulsadas por vapor e incluso las débiles freatomagmáticas, los terremotos volcánicos, las caídas de cenizas y las expulsiones letales de gas volcánico pueden seguir produciéndose y amenazar las zonas dentro de la isla del volcán Taal y las costas de los lagos cercanos”, advirtió el organismo.

Las autoridades instaron a la población a que se mantuviera alerta debido al desplazamiento del suelo y a las extensas grietas que comenzaron a formarse alrededor del lago luego de la erupción del 12 de enero, ademas la frecuente caída de cenizas y los terremotos menores.

“Las autoridades de aviación civil deben aconsejar a los pilotos que eviten volar cerca del volcán, ya que la ceniza en el aire y los fragmentos balísticos de las explosiones repentinas y la ceniza removida por el viento pueden suponer un peligro para las aeronaves”, añadió.

El 26 de enero la agencia bajó el nivel de alerta de 4 a nivel 3, lo que significa que hay una “menor tendencia a una erupción peligrosa”. La alerta de nivel 5 más alta indica una erupción mayor y mucho más peligrosa.

También se redujo a la mitad de la zona de peligro donde los residentes tienen que ser evacuados, desde el radio de 14 kilómetros alrededor del volcán. Taal había entrado en erupción por última vez hace 43 años.

Un barco de pesca navega a lo largo de un lago mientras el volcán Taal entra en erupción el 12 de enero de 2020 en Talisay, provincia de Batangas, Filipinas. (Ezra Acayan/Getty Images)

“Tenemos que tener cuidado con Taal debido al peligro que todavía puede traer, así que en el nivel inferior, debe haber una mayor preparación. La gente debería prepararse para una evacuación rápida”, dijo Renato Solidum, el director del instituto, en una conferencia de prensa televisada en ese momento.

El volcán Taal, de 311 metros de altura, es el segundo más activo de unas dos docenas de volcanes filipinos activos y se encuentra precariamente cerca de zonas densamente pobladas. Se encuentra dentro de una pequeña isla de un lago, desde donde más de 5000 habitantes, muchos de ellos guías turísticos, huyeron cuando el suelo tembló y el volcán explotó con una alta columna que se alzó en el cielo con vapor y cenizas grises y oscuras. Cientos de caballos, vacas y otros animales fueron dejados atrás.

Un residente camina a lo largo de la orilla de un lago mientras el volcán Taal entra en erupción el 12 de enero de 2020 en Talisay, provincia de Batangas, Filipinas. Las autoridades locales han comenzado a evacuar a los residentes cerca del volcán Taal, que comenzó a arrojar cenizas hasta un kilómetro y luego tras violentas explosiones hasta 10 a 15 kilómetros de altura el domingo por la tarde. El Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología elevço el nivel de alerta a cuatro de cinco, iniciando evaciaciones masivas. (Ezra Acayan/Getty Images)

El archipiélago filipino está situado en el llamado “anillo de fuego” del Pacífico, una región sísmicamente frágil alrededor de la cuenca oceánica, donde se producen la mayoría de los terremotos y erupciones volcánicas del mundo.

Associated Press contribuyó a este informe.

A continuación

Los practicantes de Falun Gong están siendo asesinados por sus órganos en China


ACLARACIÓN IMPORTANTE: ReporteroCubano.Net no necesariamente comparte las opiniones políticas que se expresan en los artículos tomados de otros medios de información. | Visite la fuente para más información

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *