Líder chino califica el internamiento por razones religiosas de ser ‘pionero’

“Pioneros”, así es como el gobernador de la provincia de Sinkiang nombrado por el Partido Comunista de China califica a los campos de reeducación uigures. El secretario de Estado de Estados Unidos Mike Pompeo los llama “abominables”.

El partido comunista que rige China ha detenido a más de un millón de uigures, personas de etnia kazaja y otros miembros de grupos minoritarios musulmanes en campos como parte de una amplia campaña para suprimir su identidad religiosa y cultural.

Aunque el internamiento ha provocado protestas internacionales, Shohrat Zakir, gobernador de Sinkiang nombrado por el partido, tiene una opinión diferente.

Zakir recientemente comparó los campos con centros de formación profesional “pioneros”, e incluso se jacta de que los “graduados” -que podrían haber soportado la tortura- disfrutan de una tasa de colocación laboral del 90 por ciento, según Prensa Asociada. Zakir también dijo que la mayoría de los detenidos han sido trasladados fuera de los campos para trabajar, aunque los familiares de los detenidos dicen que siguen desaparecidos.

Un detenido dijo a la AP que las colocaciones de trabajo pueden ser forzadas, con contratos de años de duración, a trabajar en fábricas lejos del hogar.

La comparación del funcionario del partido de la persecución religiosa con la formación profesional se produce cuando el secretario Pompeo dice que los campos son un abuso histórico de los derechos humanos y que deben ser cerrados.

“Estamos trabajando para convencer a los chinos de que esta práctica es abominable y que debe cesar”, dijo Pompeo después de su reunión del 26 de marzo con los sobrevivientes que sufrieron palizas y torturas con descargas eléctricas en los campos de Sinkiang.

El pasado otoño, académicos de 26 países emitieron una declaración conjunta en la que denunciaban el internamiento masivo de minorías religiosas en China. Rechazaron las afirmaciones de “formación profesional”.

“En los campos, estos detenidos, la mayoría de los cuales son uigures, están sujetos a formas de vigilancia y estrés psicológico profundamente invasivas, ya que se ven obligados a abandonar su lengua materna, sus creencias religiosas y sus prácticas culturales”, escriben los académicos.


ACLARACIÓN IMPORTANTE: ReporteroCubano.Net no necesariamente comparte las opiniones políticas que se expresan en los artículos tomados de otros medios de información. | Visite la fuente para más información