Estampa clásica habanera bajo la dictadura Castrista

En La Habana Cuba un veterano vigilante cederista vigila al turista que toma fotos cerca de la Embajada Americana y cerca de la casa de un opositor Foto Roberto-030

He aquí una estampa clásica habanera bajo la dictadura Castrista. La foto fue tomada en La Habana antes de la visita del Presidente Barack Obama a Cuba el 20 de Marzo del 2016, pero hasta la fecha nada de lo que muestra la imagen a cambiado.

La Habana antes de la visita del Presidente Obama a Cuba el 20 de Marzo del 2016
La Habana antes de la visita del Presidente Obama a Cuba el 20 de Marzo del 2016. Foto: Roberto-030

En la esquina que aparece en esta foto vive el reportero cubano independiente José Alberto Álvarez Bravo, uno de los iniciadores del Proyecto Cuba Exige. El edificio que se ve más allá del cocotero a la derecha de la imagen es la Embajada Americana.

El auto soviético Lada en medio de la calle con las luces de freno encendidas es de la policía política secreta o G2. Los dos individuos que aparentan caminar distraídos por la acera a la derecha son dos agentes jóvenes de la policía política. El almendrón azul a la izquierda de la foto con la puerta del chofer abierta es otro agente encubierto más que finge como taxista por cuenta propia y a la izquierda debajo de un pequeño arbusto se sienta tranquilo y tropical un veterano vigilante cederista del enfrentamiento a los “enemigos” de la Revolución, enemigos que aparentemente no son los agentes de la CIA o los NAVY Seals o los MARINES, como pudiera pensarse sino los propios cubanos.

En La Habana Cuba un veterano vigilante cederista vigila al turista que toma fotos cerca de la Embajada Americana y cerca de la casa de un opositor Foto Roberto-030
En La Habana Cuba un veterano vigilante cederista vigila al turista que toma fotos cerca de la Embajada Americana y cerca de la casa de un opositor Foto Roberto-030

Todo este despliegue se debe a que el veterano vigilante cederista (conocido entre los cubanos como chivato) llamó a los operativos que custodian el área al notar la presencia de Roberto-030, un turista con una cámara en la mano cerca de la Oficina de Intereses de los Estados Unidos de América y cerca de la casa de un disidente político opositor al régimen.

A las personas normales le es difícil digerir toda esta conversación para muchos extraña, pero miren, no es broma.