3 hombres enfrentan cargos por contrabandear en yates a ciudadanos chinos en Florida

Tres hombres enfrentan cargos por contrabando de personas tras ser arrestados por el Servicio de Guardacostas en dos intentos no relacionados de transportar un total de 26 ciudadanos chinos y un bahamense en el sur de Florida, informó el medio El Nuevo Herald.

En el primer caso, un ciudadano italiano llamado Rocco Oppedisano, de 51 años, fue detenido por los guardacostas el 2 de diciembre mientras tripulaba un yate de 19 metros de eslora llamado INXS FINALLY.

Según los informes, Oppedisano trató de contrabandear a 14 pasajeros chinos y un bahamense. Uno de estos ciudadanos chinos llamado Ying Lian Li fue deportado en abril y trató de regresar a Estados Unidos.

No estáclaro el propósito de los chinos de llegar al sur de Florida, señaló Associated Press.

El fiscal general adjunto Brian Sattler dijo que el barco fue decomisado junto con 172,000 en dólares bahamenses y 41,000 en dólares estadounidenses.

Oppedisano dijo a la magistrada Alicia Otazo-Reyes que había vendido todas sus propiedades y vehículos para pagar los honorarios de los abogados por los problemas de inmigración.

El segundo caso tuvo lugar el 23 de julio. El tripulante Robert L. McNeil Jr. y el capitán James A. Bradford fueron acusados por confabularse para transportar extranjeros a Estados Unidos y ganar dinero por ello, señaló la agencia.

Los dos sujetos viajaban en un yate llamado CAREFREE a unos 32 kilómetros del este del sur de Florida. Cuando el guardacostas indagó por radio, dijeron que a bordo se encontraban ocho ciudadanos japoneses con pasaporte, que no necesitaban visa para entrar a Estados Unidos,

Cuando los inspeccionaron en cubierta, los agentes advirtieron que los pasajeros eran en realidad 12 ciudadanos chinos y que no traían visa para entrar a Estados Unidos cuando abordaron la nave a unos 16 kilómetros al este del puerto marítimo Port Everglades.

El capitán dijo que “no verificó si los pasajeros tenían los documentos adecuados para entrar en Estados Unidos”.

Mientras que McNeil dijo al guardacostas que “trabajaba en actividades contra el tráfico humano y que nunca haría nada indebido”.

Las autoridades sospecharon de un intento de contrabando humano ya que al registrar el yate encontraron 10 celulares en la zona del punte pero ninguno de los chinos tenía consigo alguno.

“Sobre la base de mi experiencia en casos de contrabando humano, los contrabandistas muchas veces le retiran los teléfonos a los migrantes hasta que pagan por entregarlos en Estados Unidos”, escribió el agente especial David Jensen, de Investigaciones de Seguridad Nacional.

Además descubrieron 118,100 dólares ocultos detrás de un panel en la habitación principal del yate, según la denuncia penal.

El capitán del yate también dijo durante el interrogatorio que salió del sur de Florida el 22 de julio y llegó a Nassau, Bahamas, el mismo día. Añadió que el viaje tenía como propósito recoger a un “grupo de turistas extranjeros” en las Bahamas, trasladarlos al sur de la Florida y regresar a las Bahamas el 26 de julio.

McNeil se declaró culpable de un cargo de contrabando de extranjeros para obtener beneficios. Bradford está a la espera de ser juzgado en el tribunal federal de Fort Lauderdale, señaló la agencia Associated Press.

Mire a continuación

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?


ACLARACIÓN IMPORTANTE: ReporteroCubano.Net no necesariamente comparte las opiniones políticas que se expresan en los artículos tomados de otros medios de información. | Visite la fuente para más información