Seguridad Nacional dice que compartirá los datos de ciudadanía con la Oficina del Censo

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) dijo que compartirá los datos de ciudadanía con la Oficina del Censo, meses después que una orden ejecutiva emitida por el presidente Donald Trump ordenara a las agencias a hacerlo.

Sello del Buró del Censo de los Estados Unidos
Sello del Buró del Censo de los Estados Unidos

Trump ordenó a las agencias federales que compartan datos con la Oficina del Censo después que la Corte Suprema se pronunciara en contra de los intentos de la administración de volver a añadir una pregunta sobre la ciudadanía en el censo para el año 2020.

La Corte Suprema de la nación dijo en un fallo de 5-4 que la Administración no proporcionó el razonamiento adecuado para volver a colocar la pregunta en el Censo. El Fiscal General William Barr, dijo que la administración finalmente habría prevalecido en la batalla judicial, pero él y Trump eligieron tomar otra ruta.

Trump anunció la orden el 11 de julio de 2019, la cual requiere que todas las agencias federales presenten la información existente sobre los ciudadanos y no ciudadanos de los EE. UU. al Departamento de Comercio.

“Conocer esta información es vital para formular una política pública sólida”, dijo Trump en ese momento, citando la atención de la salud, los distritos electorales y otros asuntos. “La orden ejecutiva de hoy finalmente nos dará una comprensión exacta de cuántos ciudadanos y no ciudadanos viven en nuestro país”, agregó Barr.

En un documento (pdf) publicado a finales de diciembre de 2019, el DHS dijo que compartiría información con el Departamento de Comercio y la Oficina del Censo para ayudar a determinar “el número de ciudadanos, no ciudadanos legalmente presentes e inmigrantes no autorizados en Estados Unidos durante el censo decenal (Censo 2020)”.

Los datos incluirán “información de identificación personal”, dijo el departamento. Eso incluiría el número de seguro social, la fecha de nacimiento, la edad y el país de nacimiento.

Los archivos de cada persona incluirán información de varias agencias, entre ellas los Departamentos de Agricultura, Tesorería y Asuntos de Veteranos. Cada persona tendrá un identificador de persona único o una clave de identificación protegida. Las claves “se utilizarán para vincular la información de ciudadanía de cada persona con su registro del Censo 2020”, declaró el departamento.

“La Oficina del Censo planea utilizar varias fuentes de datos administrativos de ciudadanía y estatus migratorio en un modelo estadístico que producirá una probabilidad de ser ciudadano estadounidense, un no ciudadano presente legalmente, o un inmigrante no autorizado el 1 de abril de 2020, para cada persona en el Censo 2020”, agregó.

“El objetivo del proyecto, tal como se describe en la [orden ejecutiva], es determinar el número de ciudadanos, no ciudadanos legalmente presentes e inmigrantes no autorizados en el país”.

Los registros que se están compartiendo se remontan a 1973.

Las personas que compartieron datos con el DHS y que no sabían que la información sería compartida con la Oficina del Censo no tienen la oportunidad de consentir que se comparta o de optar por no compartir los datos, dijo el departamento en el documento. Pero los empleados del censo fueron entrenados para manejar apropiadamente los datos, dice el documento.

Si el censo obtiene el estatus de ciudadanía de alguien de forma incorrecta, no habrá un “impacto adverso” para esa persona porque la compilación “es para propósitos y productos estadísticos del Censo solamente”, declaró el departamento.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber

Mira a continuación

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?


ACLARACIÓN IMPORTANTE: ReporteroCubano.Net no necesariamente comparte las opiniones políticas que se expresan en los artículos tomados de otros medios de información. | Visite la fuente para más información

Leave a Reply

Your email address will not be published.