Secretario de energía de EE.UU. dice que Brasil muestra compromiso en “cuestiones ambientales”

El Secretario de Energía de Estados Unidos Dan Brouillette, dijo el 2 de febrero que el presidente brasileño Jair Bolsonaro muestra compromiso en la lucha sobre “cuestiones ambientales” mediante la promoción de la energía nuclear.

Bolsonaro fue criticado en el pasado por su escepticismo hacia las “cuestiones ambientales” y por priorizar el desarrollo económico sobre la protección del medio ambiente.

Sin embargo, Brouillette afirmó que las recientes conversaciones sobre la energía nuclear demostraron que el líder brasileño estaba comprometido a abordar la cuestión ambiental.

“Creo que el compromiso de Brasil [para combatir las cuestiones climáticas] ha quedado demostrado por estas conversaciones sobre la energía nuclear”, señaló Brouillette en una entrevista con los medios de comunicación locales e internacionales.

“Hemos demostrado a través del uso de una política energética muy diversa que se puede hacer crecer la economía y reducir la emisión de carbono al mismo tiempo”, expresó el secretario de energía de Estados Unidos, y agregó que es algo que cree que, Brasil “está interesado en hacer también”.

El 3 de febrero, el ministro de energía de Brasil, Bento Albuquerque, y Brouillette firmaron un memorando de acuerdo para aumentar la cooperación bilateral entre Estados Unidos y la industria nuclear brasileña. El Departamento de Energía manifestó en un comunicado que “reconoce la importancia de mantener una fuerte relación energética con Brasil y de fortalecer la seguridad energética en todo el mundo”.”EE.UU. y Brasil están en un camino trazado hacia una relación revitalizada iniciada por nuestros presidentes. Una pieza crítica de ese camino es la cooperación en energía. Me voy de esta hermosa y vibrante nación con la determinación de asegurar que nuestros mejores días están por delante de nuestros dos países”, comentó Brouillette.

“Gracias de nuevo al gobierno brasileño y especialmente al Ministro de Energía Bento por el éxito del foro y los debates constructivos sobre cómo podemos seguir colaborando en materia de energía”, añadió.

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro (izq.) y el senador brasileño Roberto Rocha después de una reunión sobre las relaciones entre Estados Unidos y Brasil en la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Washington, DC, el 18 de marzo de 2019. (MANDEL NGAN / AFP a través de Getty Images)

En una conferencia de prensa el lunes, Brouillette aseguró que espera que esto sea “solo el comienzo de una estrecha relación de trabajo”. Es un momento muy emocionante en la energía tanto para Brasil como para Estados Unidos”.

“Como acabamos de presenciar, la industria energética americana está lista y deseosa de trabajar con Brasil. Esta fuerte comitiva de Estados Unidos está aquí en nombre del presidente Trump después de su reunión con el presidente Bolsonaro en Washington el año pasado.

“Juntos, los presidentes han cargado un nuevo y excitante camino hacia adelante para una relación revitalizada entre Brasil y Estados Unidos, y una pieza crítica de ese camino es el aumento de la cooperación en energía”, agregó.

Brouillette añadió: “Durante las conversaciones ministeriales de hoy, tuvimos un debate sobre una serie de áreas, incluyendo el petróleo y el gas, la energía civil limpia, y la potencia y la eficiencia energética. Hoy me siento alentado por los importantes pasos dados para aumentar la presencia y la inversión de EE.UU. en la creciente energía nuclear civil de Brasil”.

Según BP, el consumo de energía en Brasil crece un 2.2 por ciento al año, mucho más rápido que el crecimiento global del 1.2 por ciento anual, y el consumo de cada combustible aumenta. Sin embargo, la mayor parte del crecimiento se da en las energías renovables, incluyendo los biocombustibles, el petróleo y el gas natural. El país también representa el 23 por ciento del aumento de la producción mundial de petróleo entre 2017 y 2040, afirma el sitio web.

El año pasado, Bolsonaro desató la controversia cuando dijo que era una “falacia” describir a la Amazonia como patrimonio de la humanidad, y una “idea equivocada” de que sus bosques eran los pulmones del mundo después de que se produjeran incendios en toda la selva tropical, que es la mayor del planeta.

En su intervención durante el debate anual en la Asamblea General de las Naciones Unidas (pdf), Bolsonaro insistió en que la Amazonia no estaba siendo “consumida por el fuego”, y acusó a los medios de comunicación internacionales de “ataques sensacionalistas”.

“Todos sabemos que todos los países tienen problemas. Sin embargo, los ataques sensacionalistas que hemos sufrido, procedentes de gran parte de los medios de comunicación internacionales, debido a los incendios en la región amazónica, han despertado nuestro sentimiento patriótico”, explicó.

“Es una falacia decir que la Amazonia es patrimonio de la humanidad, y un concepto erróneo, confirmado por los científicos, decir que nuestros bosques amazónicos son los pulmones del mundo. Utilizando estas falacias, ciertos países, en lugar de ayudar, se embarcaron en las mentiras de los medios de comunicación y se comportaron de manera irrespetuosa y con un espíritu colonialista. Incluso cuestionaron lo que tenemos como valor más sagrado: nuestra propia soberanía”.

La Associated Press contribuyó a este artículo.

*****

Te puede interesar:

Cómo Brasil escapó por poco de ser un desastre socialista como Venezuela”


ACLARACIÓN IMPORTANTE: ReporteroCubano.Net no necesariamente comparte las opiniones políticas que se expresan en los artículos tomados de otros medios de información. | Visite la fuente para más información

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *