La liberación de Leopoldo López una jugada estratégica

    La liberación de Leopoldo López es una jugada estratégica, que muestra fehacientemente la debilidad del régimen venezolano. Sin embargo, se puede convertir en algo a favor del régimen (y es la intención) dependiendo del comportamiento de Leopoldo López. Y no solo de Leopoldo, sino de cómo lo capitalice la oposición y su propia esposa Lilian Tintori.
Leopoldo Lopez y su esposa Lilian Tintori
Leopoldo Lopez y su esposa Lilian Tintori

Aunque dice en la nota de su liberación en El País, que Leopoldo aceptó la “casa por cárcel” sin condiciones, hay que ver como se traduce eso en su comportamiento. Lo primero que debe entender Leopoldo es que su liberación o cambio de medida cautelar fue por interés del régimen de Maduro. Pero si quiere mantener una posición enérgica y contestataria como lo hizo la líder y Premio Nobel de la Paz birmana Aung San Suu Kyi no puede sopesar el riesgo de ser devuelto a prisión cerrada. Tiene que demostrarle al régimen que está dispuesto a volver a la cárcel, y que el régimen pague el costo político de su retorno a prisión.

Lilian Tintori debe convertirse en su vocera principal y hacer pública todas las orientaciones que comience a impartir Leopoldo López. Que por cierto, es el momento preciso para imponer su liderazgo y demostrar que tiene poder de convocatoria y capacidad movilizativa.

Sin embargo, hoy no se aprovechó bien la oportunidad: Leopoldo, aunque salió a la azotea de su casa y saludó a los presentes, no mostró su verdadera rebeldía dirigiéndose públicamente a todo el pueblo de Venezuela. Tampoco lo hizo Lilian Tintori, quien debió agradecer públicamente la solidaridad del pueblo venezolano. También debió públicamente desmentir la supuesta carta presentada por el defensor del pueblo de Venezuela, Tarek William Saab, cosa que él no tiene forma de comprobar, solo sus palabras y su falta de credibilidad sería lo suficiente para su desmentido. No se debe aceptar favores ni calores de la mano enemiga.

La oposición debe aprovechar este escenario para convertirlo en una trinchera de ideas. Hacia la casa de Leopoldo López se deben dirigir manifestaciones sistemáticas y Leopoldo debe dar la cara, como lo hacía Aung San Suu Kyi.

En la supuesta declaración de Leopoldo López, leída por Freddy Guevara, dijo asumir el riesgo de su re encarcelamiento, si por su lucha por la libertad de Venezuela, ese era el precio que debía pagar. Sin embargo, no se trata de declaraciones, sino de acciones. Acciones que demuestren su voluntad de lucha, porque se corre el riesgo de que una posición conformista o muy tibia pudiera interpretarse como una claudicación y una componenda con el régimen para desmovilizar a la población, apagar las marchas y enfriar las calles, todo paulatinamente para no llamar la atención, todo a cambio de los beneficios carcelarios.

Se nota en los discursos de los personeros del régimen, que fue una movida estratégica, orientada por el régimen cubano para neutralizar la oposición y disminuir la presión internacional. Eso pudiera ser fructífero para el régimen ‘madurista’, dependiendo de la actitud que asuma Leopoldo López, si no se deja chantajear, y con su actitud demuestre que no ha pactado con el régimen el cambio de la medida cautelar.

La presión familiar y de sus abogados para que Leopoldo López mantenga un perfil bajo será muy fuerte – eso es comprensible- y su lucha interna será terrible, sus hijos de por medio también lo frenarán emocionalmente, pero no se puede aspirar a ser héroe, si no se tiene voluntad de mártir.

La oposición venezolana está en riesgo. Su fuerza moral está en manos de Leopoldo López y en cierto grado, de Lilian Tintori. Si estos luchadores no asumen el riesgo que la lucha demanda, la causa venezolana puede sufrir un gran revés. Con la Constituyente a partir del 30 de Julio el régimen de Maduro intentará consolidar una dictadura comunista al estilo cubano, legitimada institucionalmente, que será mucho más difícil de enfrentar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.