La doble moral de algunos Republicanos

    Aparentemente lo dicho por Donald Trump en privado acerca de una mujer es peor que lo que hizo el ex-Presidente Bill Clinton: violar mujeres, tener relaciones con una interna dentro de La Casa Blanca, después negarlo e incluso jurar con la mano sobre la Biblia que no lo había hecho, para al final decir que había mentido y que sí lo había hecho.
Clinton y Lewinsky en 1998 en un sello de Abkhazia
Clinton y Lewinsky en 1998 en un sello de Abkhazia

Buscando información de la reacción de políticos tanto Demócratas como Republicanos cuando salió a la luz, las desvergüenzas del Presidente Bill Clinton dentro de La Casa Blanca, por más que busqué no encontré, ni de políticos, ni de la prensa una condena como la que se está viendo en estos momentos.

Después encontré como el Presidente Clinton era recibido amablemente y con apretones de mano y hasta abrazos por funcionarios de alto nivel de los dos partidos. Si se analiza bien, lo que hizo Bill Clinton fue una deshonra para los Estados Unidos, nacional e internacionalmente. ¿Y qué sucedió después?.. Pues nadie renunció, nadie se cambió de partido, nadie le negó el saludo a Clinton y no se vio ninguna reacción hostil de las mujeres contra el Presidente.

O sea que lo dicho por Donald Trump es peor que lo que hizo el ex-Presidente Clinton: violar mujeres, tener relaciones con una interna (pasante) dentro de La Casa Blanca, después negarlo e incluso jurar con la mano sobre la Biblia que no lo había hecho, para al final decir que había mentido y que sí lo había hecho…

Y cuando esto pasó… ¿cuántos Senadores Demócratas le quitaron el apoyo a Clinton, cuántos congresistas, gobernadores, ex-candidatos presidenciales, le pidieron su renuncia? ¿Y qué pasó con esa prensa que está ahora esquizofrénica, pero que cuando lo de Clinton estaba serena?

Señores y señoras republicanos… No puedo creer que se dejen manejar por los . Van a entregar el país a los izquierdistas, serán ustedes responsables de los jueces que los demócratas nombrarán a la Corte Suprema de Justicia. Al final el Partido Republicano irá a la destrucción.

La que si no perdió tiempo fue Hillary Clinton, que rápidamente escribió un libro y se embolsilló unos cuantos millones de dólares.

LA IMAGEN: Clinton y Lewinsky en 1998 en un sello de Abkhazia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.