Industrias de EE.UU. no están preparadas para el colapso de suministros chinos

Comentario

En 2018, el presidente Trump advirtió al estamento militar estadounidense contra la excesiva dependencia de China para piezas y componentes críticos. Su iniciativa “Buy American” tenía por objeto evitar la influencia de la cadena de suministro que China podría utilizar para debilitar a Estados Unidos en situaciones de tensión —como una guerra comercial— o un posible conflicto.

Como resultado, algunas compañías de defensa comenzaron a buscar otros lugares fuera de China, incluso trayendo fábricas a Estados Unidos.

Pero a medida que la guerra comercial se intensificaba, otras industrias comenzaron a salir de China para evitar los aranceles y otros costos asociados de hacer negocios allí. Esa tendencia continúa creciendo. Si tenía sentido entonces, y lo tenía, tiene aún más sentido hoy en día.

Con el brote del mortal coronavirus, ese mismo argumento se aplica al resto de la industria americana con una urgencia añadida. Si la trayectoria de la enfermedad continúa, los resultados son predecibles. Es probable que las interrupciones en las cadenas de suministro se sientan en un futuro muy cercano. De hecho, en una serie de verticales, las cadenas de suministro de la industria manufacturera de Estados Unidos y China ya están al borde de la interrupción.

¿Apple la primera víctima?

Apple es una de ellas. El alcance de la interrupción de suministro anticipada aún no se conoce, pero los proveedores de Apple están seguros de que se avecina. El impacto más inmediato es que se espera que las entregas del iPhone 9 se retrasen.

Aunque el mayor y más cercano complejo de fábricas de iPhone de Apple, conocido como “iPhone City” está a unas seis horas en coche del epicentro del brote en Wuhan, otros proveedores menores son afectados. Wuhan, por supuesto, está en cuarentena, junto con otras 17 ciudades más o menos en toda China. En este momento, se espera que el número de ciudades en cuarentena siga aumentando. A medida que más ciudades se encierren para contener el brote y el régimen chino aplique restricciones de viaje más estrictas, más fábricas se enfrentarán a una posible escasez de trabajadores o incluso a cierres prolongados.

Apple puede ser uno de los nombres más grandes en sentir la interrupción del suministro, pero ciertamente no será el último.

Productos farmacéuticos en riesgo

Sin embargo, mucho más desconcertante que un envío retrasado de iPhones es la amenaza que el brote de coronavirus supone para la industria farmacéutica mundial. China produce más ingredientes farmacéuticos activos que cualquier otro país del mundo. No hay una interrupción en los suministros todavía, pero el potencial está ciertamente ahí.

Como advirtió el Dr. Amesh Adalja, especialista en enfermedades infecciosas de la Johns Hopkins, “cualquier tipo de choque o inestabilidad en el suministro haría vulnerable el suministro de medicamentos, (y) con este brote, es preocupante si la estabilidad de nuestra cadena de suministro permanecerá intacta o no”.

Adalja también señaló que hay “implicaciones para la seguridad nacional de una fuerte dependencia de China y otros países en cuanto a medicamentos y suministros médicos vitales”.

¿Y por qué no habría?

Las fábricas de fármacos de China representan el 13 por ciento de las que producen ingredientes para medicamentos vendidos en Estados Unidos. Y de los medicamentos en la reserva nacional estratégica de EE.UU., el 85 por ciento están hechos con ingredientes de origen chino. Desafortunadamente, aunque hay otras fuentes para la mayoría de las vitaminas, China tiene un bloqueo virtual de los ingredientes básicos.

Suministros médicos también pueden verse afectados

Las cadenas de suministro de productos médicos también están en peligro. Tal vez una de las ironías más poderosas que subraya el riesgo de una excesiva dependencia de China es el hecho de que los fabricantes de mascarillas médicas de China no pueden producir suficientes de las mismas que la gente necesita para protegerse del virus mortal. El virus mortal no es la única emergencia médica, potencialmente está creando suministros médicos y emergencias farmacéuticas también.

A medida que el brote continúa, otros mercados verticales se enfrentan a retos de suministro similares a los de Apple y las industrias médicas. Aunque es menos grave que los productos farmacéuticos o de defensa nacional, los fabricantes de automóviles mundiales están o pronto verán interrumpidas sus líneas de suministro. Eso se debe al hecho de que la provincia de Hubei, donde se encuentra Wuhan, es el hogar de muchos fabricantes de piezas de automóviles.

Esto significará que la industria automotriz verá interrupciones más pronto que tarde, ya que se les pide a los empleados que se queden en casa. Un informe reciente ha confirmado que cuatro trabajadores de un fabricante de automóviles alemán han contraído el coronavirus. El negocio también se está deteniendo desde fuera de China. Los extranjeros con intereses comerciales en China están retrasando o cancelando sus viajes al país, e incluso sus relaciones comerciales, lo que hace que se pierdan más oportunidades de negocio.

Para su gran descrédito, el régimen chino ha sido engañoso y peligroso al no informar sobre el número de enfermos y muertos, así como al retrasar la notificación del brote en primer lugar. Ese triste hecho también lleva a muchos a creer que la enfermedad se está extendiendo más rápido de lo que se nos ha dicho. Además, la falta de información confiable del régimen chino ha llevado a rumores y temores de lo desconocido.

En 2019, el presidente Trump dijo a las empresas estadounidenses que salieran de China. Algunas lo han hecho, la mayoría no. Es probable que eso cambie en 2020.

James Gorrie es un escritor y conferencista radicado en el sur de California. Es el autor de “La crisis de China”.

*****

Mira a continuación:

Los negocios son una guerra

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época


ACLARACIÓN IMPORTANTE: ReporteroCubano.Net no necesariamente comparte las opiniones políticas que se expresan en los artículos tomados de otros medios de información. | Visite la fuente para más información

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *