Fuegos artificiales en rojo, blanco y azul

Imagínese fuegos artificiales en cámara lenta que comenzaron a explotar hace casi dos siglos y no han parado. De esa manera es como la NASA describe este doble sistema estelar ubicado a 7.500 años luz de distancia en la constelación de Carina.

Eta Carinae coloreada para resaltar diferentes características. Nubes de magnesio, en azul; filamentos de nitrógeno, en rojo y el blanco es luz ultravioleta a través del polvo cósmico. Hubble Space Telescope NASA-ESA
Eta Carinae coloreada para resaltar diferentes características. Nubes de magnesio, en azul; filamentos de nitrógeno, en rojo y el blanco es luz ultravioleta a través del polvo cósmico. Hubble Space Telescope NASA-ESA

Esta imagen recientes de Eta Carinae proviene del Telescopio Espacial Hubble, una colaboración entre la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA). Los astrónomos colorearon la foto para resaltar las propiedades de las estrellas: Nubes de magnesio brillan en azul, filamentos de nitrógeno brillan en rojo y el blanco muestra luz ultravioleta que irrumpe a través del polvo cósmico.

Los telescopios, incluido el Hubble, han monitoreado el sistema estelar Eta Carinae durante más de dos décadas. Ha sido propenso a arrebatos violentos, incluido un episodio en la década de 1840 durante el cual el material expulsado formó las burbujas bipolares que se ven aquí. Ahora, utilizando la cámara de campo ancho 3 del Hubble para explorar la nebulosa en luz ultravioleta, los astrónomos han descubierto el brillo de magnesio incrustado en gas caliente (que se muestra en azul) en lugares donde no lo habían visto antes. El magnesio luminoso se encuentra en el espacio entre las burbujas bipolares polvorientas y los filamentos externos ricos en nitrógeno calentados por choque (que se muestran en rojo). Las rayas visibles en la región azul fuera del lóbulo inferior izquierdo son una característica sorprendente de la imagen. Estas rayas se crean cuando los rayos de luz de la estrella asoman entre los grupos de polvo dispersos a lo largo de la superficie de la burbuja. Dondequiera que la luz ultravioleta golpea el denso polvo, deja una sombra larga y delgada que se extiende más allá del lóbulo hacia el gas circundante. Eta Carinae reside a 7500 años luz de distancia.

Original information in English
Telescopes, including Hubble, have monitored the Eta Carinae star system for more than two decades. It has been prone to violent outbursts, including an episode in the 1840s during which ejected material formed the bipolar bubbles seen here. Now, using Hubble’s Wide Field Camera 3 to probe the nebula in ultraviolet light, astronomers have uncovered the glow of magnesium embedded in warm gas (shown in blue) in places they had not seen it before. The luminous magnesium resides in the space between the dusty bipolar bubbles and the outer shock-heated nitrogen-rich filaments (shown in red). The streaks visible in the blue region outside the lower-left lobe are a striking feature of the image. These streaks are created when the star’s light rays poke through the dust clumps scattered along the bubble’s surface. Wherever the ultraviolet light strikes the dense dust, it leaves a long, thin shadow that extends beyond the lobe into the surrounding gas. Eta Carinae resides 7500 light-years away.


ACLARACIÓN IMPORTANTE:

ReporteroCubano.Net no necesariamente comparte las opiniones políticas que se expresan en los artículos tomados de otros medios de información. | Visite la fuente para más información

Leave a Reply

Your email address will not be published.