FOTO ELOCUENTE

ReporteroCubano.Net
  • El actor Afro-Americano Danny Glover gozando el castrismo en La Habana Cuba La música que no se puede bailar - Ya de hombrecito traté de responderme porqué Eleuterio perdía dinero contratando un conjunto musical tan malo… Por fin llegó la Revolución de los Hermanos Castro y desperté una mañana con la respuesta clarita, clarita: Eleuterio contrataba aquellos pobres malos músicos pa que la gente supiera con la música que no hay que bailar. Por Blas Anaya - Historiador, Experto en Asuntos Cubanos ReporteroCubano.Net - Servicios de Información LinCu Cuando era niño, allá donde nací, en medio de los sembrados y los montes, un guajiro llamado Eleuterio a veces a sabiendas contrataba pal baile del fin de semana un conjunto de músicos de mala muerte que cuando estaban despiertos no atinaban a poner dos notas musicales juntas dentro de los gallos que se les iban a los "cantantes" en cada estrofa... ¡Un desastre! No había sino unos cuantos borrachos que los aguantaran un rato antes de fajarse entre ellos e irse a dormir to golpeaos. La semana siguiente se la pasaba anunciando por toda la comarca que el Sábado iba a haber un baile con el Órgano de Marcelino, con ron, aguardiente, ginebra, emparedaos de puerco asao, dulces (polvorones entre ellos), empanadillas, tamales, cerveza y cerveza dulce (malta era la cerveza dulce, pa los muchachos), refrescos de tres o cuatro clases, pru oriental, pitos y matracas… ¡todo de cuanto Dios creó! Los del Órgano de Marcelino eran unos tipos que servían música molida desde el atardecer del Sábado hasta la nochecita del Domingo con un breve descanso en la mañana dominical. ¡Las guajiras con sus guajiros parecían trompos bailando al son del Órgano de Marcelino!.. El salón hecho de horcones cubierto de pencas de coco lo hacía dos veces más grande que el de la semana precedente y aun así la gente no cabía. ¡Tenía que poner muchachos pa llevar los caballos a un amarradero y hasta tres mujeres a cobrar las piezas! Ya de hombrecito traté de responderme porqué Eleuterio perdía dinero contratando un conjunto musical tan malo… Por fin llegó la Revolución de los Hermanos Castro y desperté una mañana con la respuesta clarita, clarita: Eleuterio contrataba aquellos pobres malos músicos pa que la gente supiera con la música que no hay que bailar.