Eusebio Leal un sabio incondicionalmente servil

El Presidente Francois Hollande, un socialista, le otorgó la medalla de la Legión de Honor, la más alta condecoración que otorga Francia, confiando en los papeles que le mandaron desde Cuba las ratas marañeras de la policía política. Amigo Hollande: usted le entregó la más importante condecoración de Francia a un pedófilo.

El Historiador de la Ciudad de La Habana Eusebio Leal Spengler, recibe la máxima condecoración de Francia
El Historiador de la Ciudad de La Habana Eusebio Leal Spengler, recibe la máxima condecoración de Francia

Eusebio Leal Spengler es el Historiador de la Ciudad de La Habana, y en el punto en el cual lo dejó el difunto Castro, es el Historiador de Cuba. Sabe mucho de Historia, y en especial de Historia de Cuba, cualidad que le ha cultivado su segundo nombre entre los Cubanos: Unsabio Desleal Stinker, gracias a su segundo y dominante rasgo de la personalidad de ser incondicionalmente servil.

Es notorio y archiconocido en La Habana que una vecina sorprendió al escurridizo sabio historiador abusando sexualmente de una menor en pleno parque público en la exclusiva barriada de Miramar, amparado por la oscuridad de la noche. Fíjese si su error es serio, Monsieur Hollande, que la acusación contra el Historiador Leal Spengler no la ha negado ni el propio Gobierno Cubano.

Así es. Eusebio Leal Spengler es un hombre de gigante intelecto hecho como la estatua del sueño que Daniel le interpretó a Nabucodonosor: con pies de barro que la harían caer hecha pedazos ante el rayo de luz de la verdad. Con solo la décima parte de su sabiduría otros brillan como diamantes en el mundo de hoy y son mencionados por su propio nombre. Él no; Leal Spengler quiso relegarse y entregar su honra a un pobre abogado fraudulento con ningún seso: Fidel Castro alias “Bola de Churre”.

Los fragmentos de su triste Historia pueden ser fundidos por los descendientes espirituales de Daniel y convertidos en Historia y sobre todo en razonamiento sano que sirva de corrección del rumbo hacia la libertad, la democracia y la prosperidad de Cuba y hacia la vida honesta de los Historiadores.

Leave a Reply

Your email address will not be published.