¿El plan de China para destruir a Estados Unidos resultó en un “tiro por la culata”?

Comentario

En un discurso secreto dado a altos cuadros del Partido Comunista Chino (PCCh) hace casi dos décadas, el Ministro de Defensa chino, el general Chi Haotian, explicó un plan a largo plazo para asegurar un renacimiento nacional chino.

Dijo que había tres cuestiones vitales que debían ser comprendidas. La primera era la cuestión del espacio vital, porque China está gravemente superpoblada y el medio ambiente de China se está deteriorando. La segunda cuestión, por lo tanto, era que el Partido Comunista debía enseñar al pueblo chino a “salir” del país. Con esto el general Chi se refería a la conquista de nuevas tierras en las que se podría construir una “segunda China” por medio de la “colonización”. De aquí surge el tercer asunto vital: el “asunto de Estados Unidos”.

El general Chi advirtió a sus oyentes: “Esto parece ser impactante, pero la lógica es en realidad muy simple.” China está “en conflicto fundamental con el interés estratégico de Occidente”. Por lo tanto,  Estados Unidos nunca permitirán que China se apodere de otros países para construir una segunda China. Estados Unidos se interponen en el camino de China.

Chi explicó el problema de la siguiente manera: “¿Nos permitiría Estados Unidos salir a ganar un nuevo espacio vital? Primero, si Estados Unidos se mantienen firmes en bloquearnos, es difícil para nosotros hacer algo significativo a Taiwán, Vietnam, India, o incluso Japón, [así que] ¿cuánto más espacio vital podemos obtener? ¡Muy trivial! Solo países como Estados Unidos, Canadá y Australia tienen la vasta tierra para servir a nuestra necesidad de colonización masiva”.

“No somos tan tontos como para querer perecer junto con Estados Unidos usando armas nucleares”, dijo el general. “Solo usando armas no destructivas que pueden matar a mucha gente podremos reservarnos Estados Unidos para nosotros mismos”. La respuesta se encuentra en las armas biológicas. “Por supuesto”, añadió, “no hemos estado ociosos, en los últimos años hemos aprovechado la oportunidad de dominar este tipo de armas”.

El gobernante Partido Comunista Chino considera que las armas biológicas son las más importantes para lograr su objetivo de “limpiar Estados Unidos”. Chi le atribuye a Deng Xiaoping el haber puesto las armas biológicas por delante de todos los demás sistemas de armas en el arsenal chino: “Cuando el camarada Xiaoping todavía estaba con nosotros, el Comité Central del Partido tuvo la perspicacia de tomar la decisión correcta de no desarrollar grupos de portaaviones y enfocarse, en cambio, en el desarrollo de armas letales que puedan eliminar poblaciones masivas del país enemigo”.

Puede parecer difícil de creer, pero el general Chi se consideraba un comunista “humanitario”, y por lo tanto admitió tener sentimientos personales encontrados sobre este asunto: “A veces pienso lo cruel que es para China y Estados Unidos ser enemigos”. Después de todo, señaló, “Estados Unidos ayudó a China en la Segunda Guerra Mundial. El pueblo chino recuerda que Estados Unidos se opusieron al imperialismo japonés. Pero nada de eso importa ahora”.

“A largo plazo”, dijo el general Chi, “la relación entre China y Estados Unidos es una lucha de vida o muerte”. Esta trágica situación debe ser aceptada. Según el general Chi, “No debemos olvidar que la historia de nuestra civilización nos ha enseñado repetidamente que dos tigres no pueden vivir juntos en una montaña”.

Según el general Chi, el problema de la superpoblación y la degradación del medio ambiente de China acabarán por provocar un colapso social y una guerra civil. El general Chi estimó que “más de 800 millones” de chinos morirían en tal colapso. Por lo tanto, el Partido Comunista Chino no tiene una política alternativa.

O bien Estados Unidos son “limpiados” por ataques biológicos, o China sufre una catástrofe nacional.

El general Chi tiene el siguiente argumento: “Debemos prepararnos para dos escenarios. Si nuestras armas biológicas tienen éxito en el ataque sorpresa, el pueblo chino podrá mantener sus pérdidas al mínimo en la lucha contra Estados Unidos. Sin embargo, si el ataque fracasa y provoca una represalia nuclear de Estados Unidos, China tal vez sufra una catástrofe en la que perezca más de la mitad de su población. Por eso necesitamos estar preparados con sistemas de defensa aérea para nuestras ciudades grandes y medianas”.

En su discurso, el general Chi nos da una clave para entender la estrategia de desarrollo de China. De acuerdo con Chi, “Nuestro desarrollo económico se basa en la preparación para las necesidades de la guerra”. No se trata de mejorar la vida de los chinos a corto plazo. No se trata de construir una sociedad capitalista orientada al consumo. Públicamente, dijo el general Chi, “todavía enfatizamos el desarrollo económico como nuestro centro, pero en realidad, el desarrollo económico tiene a la guerra como su centro!”.

Lo mismo puede decirse del intenso interés de China en la ciencia biológica.

Convirtiendo los virus en armas

Occidente todavía no ha comprendido el motivo subyacente de la pronta participación de China en los laboratorios de microbiología P4 de Occidente, donde se estudian los microbios más mortíferos del mundo (es decir, los laboratorios de nivel 4 de letalidad de los patógenos). Esto ahora sale a la superficie en la nueva pandemia de coronavirus que ha ocurrido en Wuhan, en el corazón de China, justo afuera del principal laboratorio de virología P4 de China (especializado en virus mortales).

Poco después de pronunciar su discurso, el general Chi renunció a su cargo de Ministro de Defensa en 2003, el mismo año en que se produjo el brote de SARS (coronavirus) en China. Este fue también (casualmente) el mismo año que Beijing decidió construir el laboratorio de virología P4 de Wuhan. Dado el discurso del general Chi, ¿es el nuevo brote de coronavirus en Wuhan un accidente ocasionado al convertir al virus en un arma del laboratorio de microbiología P4 de esa ciudad?

Vale la pena considerar tres puntos de datos. En primer lugar, en 2008 el principal funcionario de seguridad de Taiwán dijo a los legisladores que “Taiwán tenía información de inteligencia que vinculaba el virus del SARS con investigaciones realizadas en laboratorios chinos”, según el Sydney Morning Herald.  Dada la influencia económica y la infiltración política de China en los medios de comunicación chinos, no es sorprendente que el director de la Oficina de Seguridad Nacional, Tsai Chao-ming, se viera obligado a retractarse de su declaración, que no tenía ninguna de las características habituales de una “metedura de pata”. ¿Fue el Director Tsai obligado a retractarse de una declaración que era cierta, ya que no podía revelar sus fuentes de inteligencia dentro de China?

El segundo punto de datos que vale la pena considerar: El Virology Journal tiene un artículo de Gulfaraz Khan, publicado el 28 de febrero de 2013, que describe el descubrimiento de un nuevo coronavirus en Arabia Saudita en junio de 2012. Sí, es el mismo coronavirus con la siguiente diferencia: Cuando se descubrió por primera vez no podía ser fácilmente transmitido de humano a humano. Algo cambió en el virus desde entonces. Por lo tanto, la versión de Wuhan fue etiquetada como 2019-nCoV en lugar de simplemente NCoV. Esta última no es contagiosa, mientras que la primera se está extendiendo rápidamente por China mientras se escriben estas palabras.

¿Qué crees que cambió su transmisibilidad entre 2012 y 2020? ¿Mutación aleatoria o militarización? Si el actual brote letal hubiera ocurrido en cualquier otra ciudad que no fuera Wuhan, podríamos inclinarnos a creer en una mutación aleatoria. Pero Wuhan es la zona cero para las armas biológicas chinas. ¿Deberíamos dar crédito a tal coincidencia?

El tercer punto de datos que vale la pena considerar: la revista GreatGameIndia ha publicado un artículo titulado “Arma biológica del coronavirus: Cómo China robó el coronavirus de Canadá y lo militarizó”.

Los autores fueron lo suficientemente inteligentes como para poner el artículo de Khan de Virology Journal junto con la noticia de una violación de la seguridad por parte de ciudadanos chinos en el Laboratorio Nacional de Microbiología  canadiense (P4), en Winnipeg, donde el nuevo coronavirus estaba supuestamente almacenado junto con otros organismos letales. El pasado mes de mayo, se llamó a la Real Policía Montada del Canadá para que investigara; a finales de julio los chinos fueron expulsados de las instalaciones. El jefe de los científicos chinos estaba supuestamente haciendo viajes entre Winnipeg y Wuhan.

Aquí tenemos una teoría plausible de los viajes del organismo NCoV: primero descubierto en Arabia Saudita, luego estudiado en Canadá, de donde fue robado por un científico chino y llevado a Wuhan. Como la declaración del jefe de inteligencia de Taiwán en 2008, la historia de GreatGameIndia ha sido objeto de intensos ataques. Cualquiera que sea la verdad, el hecho de la proximidad y la improbabilidad de la mutación debe figurar en nuestros cálculos.

Es muy probable que el organismo 2019-nCoV sea una versión armamentística del NCoV descubierto por los médicos saudíes en 2012.

Debemos tener una investigación del brote en Wuhan. Los chinos deben conceder al mundo una transparencia total. La verdad debe salir a la luz. Si los funcionarios chinos son inocentes, no tienen nada que ocultar. Si son culpables, se negarán a cooperar.

La verdadera preocupación aquí es si el resto del mundo tiene el valor de exigir una investigación real y exhaustiva. Debemos ser intrépidos en esta demanda y no permitir que los “intereses económicos” jueguen un tímido y deshonesto juego de negación. Necesitamos una investigación honesta. La necesitamos ahora.

J.R. Nyquist es columnista y autor de los libros “Orígenes de la Cuarta Guerra Mundial” y “El Tonto y su Enemigo”, así como co-autor de “Las Nuevas Tácticas de la Guerra Global”.

Los puntos de vista expresados en este artículo son las opiniones del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de The Epoch Times.

Descubre

Cómo Huawei es utilizado como herramienta de espionaje y subversión

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época


ACLARACIÓN IMPORTANTE: ReporteroCubano.Net no necesariamente comparte las opiniones políticas que se expresan en los artículos tomados de otros medios de información. | Visite la fuente para más información

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *