EE.UU. quiere “pruebas demostrables” de que los talibanes reducirán la violencia: Pompeo

El secretario de Estado Mike Pompeo exigió el lunes “pruebas demostrables” de los talibanes que pueden y van a reducir la violencia antes de firmar un acuerdo que conduzca a las conversaciones de paz en Afganistán y a la retirada de las tropas estadounidenses del país.

En una conferencia de prensa en el vecino Uzbekistán, Pompeo dijo que el acuerdo está cerca, pero que ya han estado cerca antes y han fracasado porque los talibanes no pudieron demostrar su seriedad. Dijo que queda más trabajo por hacer para que las conversaciones de paz puedan comenzar.

“Estamos trabajando en un plan de paz y reconciliación, poniendo las comas en el lugar correcto, haciendo bien las frases”, dijo. “Nos acercamos una vez antes a tener un acuerdo: un pedazo de papel que ejecutamos mutuamente y los talibanes fueron incapaces de demostrar su voluntad o capacidad o ambas cosas para lograr una reducción de la violencia”.

“Por lo tanto, lo que pedimos ahora es una prueba demostrable de su voluntad y capacidad de reducir la violencia, de eliminar la amenaza, de modo que las conversaciones entre afganos… tengan un contexto menos violento”, dijo. “Tenemos la esperanza de poder lograrlo, pero aún no hemos llegado a eso, y ciertamente queda trabajo por hacer”.

El secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo se reúne con el ministro de Relaciones Exteriores de Uzbekistán, Abdulaziz Kamilov, en Tashkent el 3 de febrero de 2020. (KEVIN LAMARQUE/POOL/AFP vía Getty Images)

Los comentarios de Pompeo se produjeron solo dos días después que el enviado de paz de Estados Unidos, Zalmay Khalilzad, llegara a Kabul y le dijera al presidente afgano Ashraf Ghani que no hubo “ningún progreso notable” en las conversaciones con los talibanes. Sin embargo, Khalilzad dijo que tenía la esperanza de llegar a un entendimiento con ellos sobre una reducción de las hostilidades, sin ofrecer ningún plazo.

Khalilzad había estado en Pakistán la semana pasada a fin de reunir apoyo para lograr un acuerdo con los talibanes de reducir sus ataques, como un primer paso hacia un acuerdo de paz que ponga fin a 18 años de guerra en el vecino Afganistán.

El presidente Donald Trump visitó Afganistán por primera vez en noviembre de 2019, diciendo a las tropas en la base aérea de Bagram que  Estados Unidos había reabierto las conversaciones de paz con los talibanes.

“Vamos a quedarnos hasta que tengamos un acuerdo o hasta que tengamos una victoria total, y ellos realmente quieren hacer un trato”, dijo el presidente. “Los talibanes quieren hacer un trato, veremos si hacen un trato. Si lo hacen, lo hacen, y si no lo hacen, no lo hacen. Está bien”.

Enviado especial de EE.UU. Zalmay Khalilzad participa en un debate sobre “Las perspectivas de paz en Afganistán” en el Instituto de Paz de Estados Unidos (USIP) en Washington, DC, el 8 de febrero de 2019 (JIM WATSON/AFP vía Getty Images)

Trump dijo que los talibanes solo quieren reanudar las conversaciones de paz porque las tropas americanas están “haciendo un gran trabajo” en el país.

Las negociaciones se estancaron durante unos tres meses después de un ataque terrorista.

Mientras estaba en el país, Trump se reunió con Ghani. Después de la reunión, Ghani escribió esto: “Ambas partes subrayamos que si los talibanes son sinceros en su compromiso de alcanzar un acuerdo de paz, deben aceptar un alto el fuego. También enfatizamos que para que cualquier paz dure, deben desmantelarse los refugios terroristas fuera de Afganistán”.

Los talibanes dijeron un día después de la visita que estaban listos para reiniciar las conversaciones de paz.

“Nuestra postura sigue siendo la misma. Si las conversaciones de paz empiezan, se reanudarán desde la etapa en la que se habían detenido”, dijo a Reuters el portavoz talibán Zabihullah Mujahid.

Alrededor de un mes después, los talibanes acordaron un cese del fuego temporal, según los informes. Pero el grupo disputó los informes y dijo que no tenía “ningún plan de alto el fuego” en ese momento.

En esta fotografía tomada el 27 de enero de 2020 se ven los restos de un avión bombardero estadounidense E-11A después de que se estrellara en el territorio montañoso del distrito de Deh Yak en la provincia de Ghazni (Afganistán). (STR/AFP vía Getty Images)

Los talibanes dijeron que este mes ofrecieron una ventana de tregua de 10 días a Khalilzad, el negociador de Estados Unidos, para firmar un acuerdo de paz que sería seguido por negociaciones entre afganos.

Un avión militar estadounidense se estrelló en Afganistán la semana pasada, pero los funcionarios estadounidenses cuestionaron las afirmaciones de que los talibanes lo derribaron. El grupo y las fuerzas afganas se han enfrentado repetidamente, dejando docenas de muertos, en las últimas semanas.

Pompeo se reunió con el presidente de Uzbekistán, Shavkat Mirziyoyev, en Tashkent el lunes. Según una declaración del Departamento de Estado, agradeció al presidente Mirziyoyev “por su liderazgo en la forja de una asociación estratégica más estrecha entre Estados Unidos y Uzbekistán y por el avance de un acuerdo político negociado en Afganistán”.

Jack Phillips y The Associated Press contribuyeron a este informe.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber

A continuación

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?


ACLARACIÓN IMPORTANTE: ReporteroCubano.Net no necesariamente comparte las opiniones políticas que se expresan en los artículos tomados de otros medios de información. | Visite la fuente para más información

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *