Dependencia de China en medicina es una amenaza de seguridad para el ejército y el público de EE.UU.

WASHINGTON—El brote de coronavirus ha interrumpido la cadena de suministro global de la industria farmacéutica estadounidense que depende en gran medida de China, llamando la atención sobre un nivel peligroso de dependencia de los Estados Unidos de este competidor global.

China es el proveedor dominante de miles de medicamentos que se encuentran en hogares y hospitales de EE.UU., desde antibióticos hasta quimioterapias, desde medicamentos contra el VIH/SIDA hasta antidepresivos y analgésicos.

Esto hace que Estados Unidos sea vulnerable a las interrupciones de la cadena de suministro derivadas del brote de coronavirus (oficialmente conocido como COVID-19) en China, lo que ha alarmado al Congreso y la Casa Blanca.

El creciente dominio de Beijing en la fabricación de medicamentos representa una amenaza de seguridad nacional para Estados Unidos, dijo el representante John Garamendi (D-Calif.) a The Epoch Times.

“Dependemos totalmente de China, ciertamente el ejército estadounidense depende, el público estadounidense igualmente”, dijo.

“No es bueno tener ningún país realmente dominante y tener el monopolio de una clave, en este caso, una droga o un conjunto de drogas que son esenciales para mantener la vida humana”.

Estados Unidos depende en gran medida de los medicamentos que provienen de China o de los medicamentos fabricados con ingredientes fabricados en China. Los medicamentos cruciales subcontratados de China incluyen penicilina, heparina y medicamentos esenciales para las cirugías.

Beijing podría aprovechar fácilmente esta dependencia para obtener una ventaja militar, económica o política sobre los Estados Unidos.

Para abordar este problema, Garamendi y la representante Vicky Hartzler (R-Mo.) presentaron en octubre de 2019 un proyecto de ley bipartidista, “Ley de reforma de preparación a largo plazo para la independencia farmacéutica”. El proyecto de ley requeriría que el Pentágono evalúe la amenaza que representa la dependencia en China y para comprar solo ingredientes, medicamentos y vacunas de fabricación estadounidense para los militares.

El régimen chino es el principal desarrollador de medicamentos genéricos (medicamentos recetados que han quedado sin patente), que representan casi el 90 por ciento de los productos farmacéuticos.

Aunque el proyecto de ley solo protege a los miembros del servicio, Garamendi cree que ayudará a revivir la base industrial de los Estados Unidos para producir medicamentos genéricos y antibióticos en el país, ya que el ejército es un comprador importante de productos farmacéuticos.

“Queremos que el Pentágono compre medicamentos de fabricación estadounidense, lo que crea un mercado para que los fabricantes estadounidenses inviertan y produzcan los medicamentos necesarios”.

Interrupciones de suministro

Se espera que el brote de COVID-19, que se originó en la ciudad china central de Wuhan y se ha extendido rápidamente por toda China, golpee la economía de China.

Para contener el virus, muchos gobiernos locales en China han detenido las actividades fabriles, impactando las industrias farmacéuticas y otras. Al mismo tiempo, el país enfrenta su propia escasez de suministros médicos y equipos necesarios para tratar y detectar el virus.

La dependencia de los Estados Unidos de China para la medicina ha sido un problema durante años, y el brote de coronavirus ha exacerbado el problema, según Rosemary Gibson, asesora principal del Centro Hastings, un instituto de investigación de bioética, y coautora de “China RX: Exponiendo los riesgos de la dependencia de Estados Unidos de China para la medicina”.

“Es increíblemente peor si tenemos un brote aquí en los Estados Unidos”, dijo a The Epoch Times.

China suministra miles de ingredientes utilizados para fabricar medicamentos esenciales, dijo, incluidos aquellos para ayudar a cuidar a las personas que tienen COVID-19.

“Escuché en privado que algunas compañías no obtienen productos [de China]”, dijo Gibson. “Y muchas organizaciones de atención médica en los Estados Unidos se están preparando para interrupciones en el suministro”.

Debido al brote, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) retiró a sus inspectores y personal de China. Esto crearía un problema de calidad para los medicamentos que se importan de China, dijo Gibson.

La estrategia de Beijing “Hecho en China 2025” ha establecido claramente planes para dominar y controlar ciertos sectores clave a nivel mundial, incluida la industria farmacéutica. A través de subsidios masivos del gobierno y un gran grupo de químicos talentosos, China ha logrado avanzar en su capacidad en este sector y expulsar a los fabricantes occidentales del mercado.

“En esencia, hemos permitido que los chinos armen su industria farmacéutica contra Estados Unidos”, dijo Hartzler en un comunicado.

“Este es un problema muy real con graves preocupaciones, no solo por nuestra seguridad nacional, sino por la salud de todos los estadounidenses”.

La Casa Blanca también ha puesto alarmas sobre el dominio de China en la cadena de suministro global de medicamentos genéricos.

El asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, dijo el 12 de febrero que las consecuencias del brote de coronavirus fue una “llamada de atención” para que Estados Unidos reduzca su dependencia de China.

Navarro, en una entrevista con The Financial Times, dijo que Estados Unidos necesita examinar su dependencia de medicamentos importados, máscaras faciales y vacunas y recuperar la producción en tierra.

Los Senadores Marco Rubio (R-Fla.) y Chris Murphy (D-Conn.) el 6 de febrero escribieron (pdf) a Stephen Hahn, comisionado de la FDA, preguntando si la agencia tenía las “herramientas necesarias para garantizar la seguridad y suministro de productos farmacéuticos, alimentos y suministros médicos importados de China”.

Cathy He contribuyó a este informe.

Video relacionado

¿El régimen chino está ocultando la gravedad del coronavirus?


ACLARACIÓN IMPORTANTE: ReporteroCubano.Net no necesariamente comparte las opiniones políticas que se expresan en los artículos tomados de otros medios de información. | Visite la fuente para más información

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *