De donde saldrá el dinero para restaurar a Cuba

    El gracioso cuadro de una Cuba liberada en la que reine la democracia esta vez es el de la mama paloma con su pico y su buche lleno de granos buscando pichones con el pico abierto para ser alimentados. Solo que no pueden los pichones llevar la gorrita de general en la cabeza ni estar plumados de verde olivo.
 Playa en estado de abandono porque es para los nacionales cubanos
Playa al oeste de Playa Santa Lucia en Camagüey, Cuba, en estado de abandono porque es para los nacionales cubanos. Foto Sejko

Recuperación del erario público | El dinero para pagarle a la población cubana todos los adeudos que el país les debe durante casi seis décadas saldrá en primer lugar de la recuperación de las propiedades y valores robados por la alta jerarquía castrista y por los miembros del Partido Comunista; por la restitución del erario público a su condición de propiedad de la nación cubana. El mayor ejemplo es el caso de los trabajadores y militares retirados a quienes el castrismo les roba hoy día tres cuartas partes de sus haberes. La nación les pagará con carácter retroactivo escalonado a ellos o a sus familiares legales.

Venta de las propiedades extranjeras nacionalizadas sin indemnización a aquellos extranjeros – compañías y personas naturales- que han obtenido propiedades y establecidos negocios ilegalmente bajo la dictadura de los Hermanos Castro, a menos que puedan restituir a Cuba el importe del valor de las propiedades adquiridas o de los negocios establecidos.

Dos ejemplos de entre varios miles son la compañía canadiense Sherritt International a quienes Fidel y Raúl Castro les entregaron las minas de níquel y cobalto de Moa y la cadena hotelera española e internacional Meliá. Hay más de mil compañías importantes por cobrar o nacionalizar en Cuba post-castro.

Venta de las propiedades de nacionales confiscadas sin indemnización a aquellos cubanos que han establecido negocios y han usurpado propiedades a la sombra de la dictadura y con su consentimiento, dentro de Cuba y en el extranjero. Probablemente la mayoría de los casos deban enfrentar procesos judiciales por delitos contra la nación.

La eliminación de los gastos militares proporcionará al país todos los dineros necesarios para apoyar financieramente los gobiernos locales para crear una policía profesional al servicio de la población, para pagarle a los veteranos y sus viudas y sus huérfanos e invertir en la infraestructura del país a cargo del gobierno nacional, como lo es el ansiado y necesario ferrocarril rápido La Habana- Santiago de Cuba y sus extensiones hacia Occidente y mas al oriente del país mas allá de Santiago y hacia los centros poblacionales y económicos a lo largo de todo el archipiélago, como por ejemplo la ciudad de Cienfuegos o la región turística Archipiélagos del Rey.

Toda la técnica militar rusa (soviética) empleable en la economía, transporte y avituallamiento sobre todo, será trasferida o vendida a los cuerpos de seguridad y defensa civil como los bomberos, guardabosques, rescatistas, etc; también a las empresas agrarias y agropecuarias, mineras, de recreo, etc., etc. Incluso a los periódicos que necesitaran equipos confiables como helicópteros y vehículos todo-terreno.

Todo el arsenal militar que no puede ser empleado con fines pacíficos podrá ser vendido a las fuerzas armadas de EE.UU. para ser destruidos. Los militares que quieran permanecer activos podrán hacerlo en los cuerpos de la guardia nacional, defensa civil, guarda-fronteras y fuerzas contra el trafico ilegal de drogas y contra el tráfico humano.

Una parte importante del dinero que se gasta ahora en sostener unas fuerzas armadas que Cuba no necesita se invertirá en programas de emergencia para comenzar a restablecer el equilibrio ecológico roto durante los 56 años del gobierno irresponsable de los Hermanos Castro, en el caso de la Ciénaga de Zapata, por ejemplo.

La ley Helms Burton del Congreso Americano autoriza al gobierno a prestar asistencia económica en Cuba a un gobierno de transición primero y a un gobierno dramáticamente electo mas adelante. Las agencias encargadas necesitan cubanos emprendedores para prestarle dinero para sus negocios privados.

¿Se acuerdan de la fiebre del oro en el Viejo Oeste? Bueno pues esta será la fiebre del oro para los cubanos, para los de Cuba y para los “de afuera”. Vamos… ¡adelante!

Leave a Reply

Your email address will not be published.