Arabes ciudadanos de Israel

Los ciudadanos árabes de Israel, o Israelíes Árabes, son ciudadanos israelíes cuya lengua materna o herencia lingüística es el Árabe.

Mapa de las 50 regiones naturales oficiales de Israel con sus proporciones de población arabe Autor Christophe Cage
Mapa de las 50 regiones naturales oficiales de Israel con sus proporciones de población árabe Autor Christophe Cage

Muchos ciudadanos árabes de Israel se auto-identifican como Palestinos y se designan a sí mismos como ciudadanos palestinos de Israel o Palestinos Israelíes, aunque solo alrededor del 13% de ellos tienen una identificación de nacionalidad palestina además de la israelí. Un porcentaje notable de ciudadanos árabes en Israel se refieren a sí mismos como árabes israelíes, al tiempo que rechazan la identidad palestina.

La lengua vernácula tradicional de la mayoría de los ciudadanos árabes, independientemente de su religión, es el dialecto palestino del Árabe. La mayoría de los ciudadanos árabes de Israel son funcionalmente bilingües, siendo su segundo idioma el hebreo moderno.

Por afiliación religiosa, la mayoría son musulmanes, particularmente de la rama sunita del Islam. Hay una importante minoría cristiana árabe de varias denominaciones, así como de los drusos, entre otras comunidades religiosas.

Según la Oficina Central de Estadísticas de Israel, la población árabe en el 2013 se estimó en 1 658 000, lo que representa el 21% de la población del país. La mayoría de ellos se identifican como árabes o palestinos por nacionalidad e israelíes por ciudadanía. La gran mayoría asiste a escuelas separadas de los judíos israelíes, y los partidos políticos árabes nunca se han unido a una coalición gubernamental.

Los ciudadanos árabes de Israel viven principalmente en ciudades y pueblos de mayoría árabe, y ocho de las diez ciudades más pobres de Israel son árabes. Muchos tienen vínculos familiares con palestinos en Cisjordania y la Franja de Gaza, así como con refugiados palestinos en Jordania, Siria y el Líbano. Los beduinos y los drusos tienden a identificarse más como israelíes que otros ciudadanos árabes de Israel.

A los árabes que vivían en Jerusalén Este y los drusos en los Altos del Golán, ocupados por Israel en la Guerra de los Seis Días de 1967 y posteriormente anexados, les fue ofrecida la ciudadanía israelí, pero la mayoría se negaron porque no querían reconocer el reclamo de soberanía de Israel sobre esos territorios. En su lugar se convirtieron e residentes permanentes. Tienen derecho a solicitar la ciudadanía, y tienen derecho a servicios municipales y derecho al voto en la municipalidad.

Información gráfica relacionada