Apelación por defensa propia de Pablo Lyle es denegada por Corte de Florida

La reciente apelación presentada por Pablo Lyle y sus abogados insistiendo en que actuó en defensa propia, fue denegada por la Corte de Apelaciones del Tercer Distrito en Florida, informó Ventaneando.

El programa televisivo desmintió que el actor mexicano haya demandado al estado de Florida por la decisión del juez Alan S. Fine de mantenerse en prisión domiciliaria hasta ser juzgado por homicidio involuntario.

Bruce Lehr, uno de sus abogados, explicó en una entrevista telefónica que le concedió a Ventaneando desde Miami, que “Lo que hicimos hace tiempo fue una solicitud de defensa basándonos en la ley ‘stand your ground’, la cual nos fue negada, entonces lo que hicimos ahora fue apelar a esa negativa”.

Vigente desde 2005 en el estado de Florida, “Stand Your Ground” permite a una persona que considere que está en riesgo de morir o sufrir daño físico grave el uso de una “fuerza mortal” simplemente permaneciendo en donde está, es decir, sin tratar de huir del peligro.

De acuerdo con el programa, “la petición de inmunidad que Pablo Lyle solicitó a revisar a la Corte de Apelaciones del Tercer Distrito Judicial de Miami ha sido denegada por la procuradora general del estado Ashley Moddy”.

“El peticionario presentó una moción de desestimación basada en la inmunidad estatutaria de acuerdo con la sección 776.032(1). Estatutos de Florida (2019). (App.1). El peticionario alegó que estaba justificado el uso de la fuerza para protegerse a sí mismo y a su familia de la víctima”, dice el documento de la Corte mostrado por el programa.

Una de las razones por la cual la Corte denegó la petición fue que en la apelación Lyle incluyó situaciones que no fueron declaradas en los testimonios originales del actor, de su cuñado Lucas Delfino y su esposa Ana Araujo.

Entre las situaciones destacadas, Juan Ricardo Hernández amenazó a Lucas Delfino mientras discutían llamándolo loco y estúpido, que el mismo Hernández intentó entrar al automóvil mientras discutía Delfino, que “Pablo Lyle se sintió consternado al saber que en Florida se puede portar armas y que tuvo miedo de que la víctima pudiera chocarlos por detrás a propósito”.

“Por el contrario, las pruebas presentadas en la audiencia sugieren que la víctima nunca tuvo la intención de entrar en el vehículo. El video del incidente muestra a la víctima caminando hacia el vehículo… La víctima está de pie junto a la puerta del lado del conductor durante apenas dos segundos antes de que el Sr. Delfino abra la puerta de su coche” y lo empuje, señala el documento legal.

Los documentos mostrados por el programa la Corte de apelaciones, concluyeron que cuando “el demandante llega a la víctima, ésta levanta las manos para bloquear el obvio golpe inminente del demandante. Contrariamente a lo que afirma el Peticionario, la víctima no estaba gesticulando ni levantando los brazos de forma enfadada”.

“La víctima levantó las manos a la defensiva al darse cuenta de que el Peticionario, que según él mismo admitió, le gritó a la víctima y le gritó ‘¡qué [improperio] estaba mal con [él]’!, mientras acusaba (T.266), estaba a punto de darle un puñetazo con toda la fuerza. Cabe señalar también que la víctima se está moviendo claramente hacia atrás y retrocediendo cuando estaba a punto de ser golpeado”.

La Corte de apelaciones aseguró que para llegar a la resolución además del video, recurrió a los testimonios “ninguno de los cuales estaba afiliado al demandante ni a la víctima”, quienes testificaron que “la víctima no parecía representar una amenaza en el momento en que el demandante le dio un puñetazo”.

“El testimonio de los testigos también estableció que la víctima no planteaba ningún problema inminente. La Sra. Rocha testificó que oyó a la víctima decir al demandante que no le hiciera daño antes de que le dieran el puñetazo”, señala el documento.

“En resumen, no había ninguna amenaza inminente de fuerza ilícita por parte de la víctima que justificara el uso de la fuerza no mortal por parte del Peticionario. Las determinaciones fácticas del tribunal de primera instancia, incluida la conclusión de que la víctima no representaba una amenaza en el momento en que fue golpeada, están respaldadas por pruebas sustanciales competentes”.

Ventaneando informó que si los abogados de Lyle no encuentran un nuevo recurso legal será juzgado por homicidio involuntario.

Descubre

Cómo el comunismo destruye a la familia


ACLARACIÓN IMPORTANTE: ReporteroCubano.Net no necesariamente comparte las opiniones políticas que se expresan en los artículos tomados de otros medios de información. | Visite la fuente para más información