Brasil llama 7000 militares para atender los atrasos en los Servicios de Seguridad Social

El secretario especial de Seguridad Social y Trabajo de Brasil, Rogério Marinho dijo que el gobierno de Brasil contratará 7000 militares de reserva para reducir los atrasos de las largas filas de trabajadores, en especial de los que buscan jubilarse y no han sido atendidos.

“Anunciamos medidas para acelerar los beneficios del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS). Contrataremos a 7000 militares de reserva para reforzar el servicio y crear medidas para reducir el papeleo para los asegurados”, escribió el Secretario especial en su Twitter el 14 de enero.

Las peticiones de jubilación aumentaron en los últimos meses, antes de la entrada en vigor de la reforma al régimen de pensiones y jubilaciones presentado por el Gobierno de Jair Bolsonaro, con un aumento de las exigencias para obtener beneficios, según la agencia Efe.

Muchos trabajadores que ya cumplían las anteriores exigencias decidieron anticipar su jubilación antes de que entrara en vigor este año la ley que estableció una edad mínima de jubilación de 65 años para los hombres y 62 para las mujeres.

El Sr. Marinho y el presidente del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS), Renato Vieira, dieron una conferencia de prensa este martes tras una reunión con el Ministro de Economía, para anunciar las nuevas medidas del gobierno federal.

“La idea es que esos militares puedan reforzar los puestos de atención para permitir que los profesionales del INSS puedan dedicarse al análisis de los documentos y de los procesos, para agilizar la atención”, dijo Marigno, según Efe.

Además destacó que se quiere restringir la asignación de personal del INSS a otros organismos, ya que hay casi 2 millones de demandas paradas y la meta es resolver el atraso para septiembre.

Estas demandas incluyen pensión, jubilación, licencia por enfermedad o seguro desempleo, acumuladas y sin ser atendidas.

Mensualmente el organismo recibe unas 988.000 peticiones de diferentes beneficios, que tienen que ser registradas, analizadas por peritos y autorizadas.

Según Marinho, los militares de la reserva que acepten voluntariamente la convocatoria recibirán un entrenamiento de dos meses, entre febrero y marzo, para que puedan iniciar sus trabajos en abril.

A cambio recibirán un aumento provisional del 30 por ciento en las remuneraciones que reciben como militares de la reserva.

Como medida de emergencia el Gobierno también decidió llamar para un nuevo examen médico a 1514 funcionarios del INSS que están de licencia por supuestos problemas de salud.

El artículo incluye informes de la agencia Efe.

***

¿Sabía?

El libro chino más traducido en la historia se lee en 40 idiomas pero está prohibido en China


ACLARACIÓN IMPORTANTE: ReporteroCubano.Net no necesariamente comparte las opiniones políticas que se expresan en los artículos tomados de otros medios de información. | Visite la fuente para más información

Leave a Reply

Your email address will not be published.