“¡Ayúdenos!” Los residentes de Wuhan ruegan por asistencia en la ciudad sellada

Aunque el Partido Comunista Chino (PCCh) se ha visto obligado a aumentar rápidamente el número de casos confirmados de coronavirus y muertes en Wuhan, bajo una intensa presión pública, la situación real de la pandemia y de los pacientes en Wuhan es dramáticamente peor que la narrativa oficial.

A través de entrevistas e investigaciones, The Epoch Times descubrió que los pacientes de Wuhan y sus familias se han visto forzados a la desesperación, debido a la contagiosa infección del coronavirus de Wuhan, así como a la propia cuarentena.

Antes de la reciente represión del PCCh, The Epoch Times trató de hablar en su nombre: “¡ayúdenos!”

El 26 de enero, el PCCh comenzó una nueva ronda de operaciones de censura luego de una campaña de dos meses para ocultar la situación epidémica y para detener internautas que revelaran información sobre ésta.

El PCCh ha amenazado con arrestar y condenar a las personas que publiquen “rumores sobre la nueva neumonía por coronavirus”, según un anuncio de WeChat y un aviso circulado de la Administración del Ciberespacio de China (CAC) y de la oficina de seguridad pública.

WeChat, la plataforma de redes sociales más utilizada en China, ha bloqueado activamente cualquier información sobre el coronavirus que sea inconsistente con los informes oficiales. Esta plataforma incluso requiere que todos los internautas, que publican mensajes de solicitud de ayuda, se autentiquen con sus nombres reales; de lo contrario, los mensajes son eliminados.

Para la gran mayoría de las personas que confían en los medios de comunicación, como WeChat, para obtener información más allá de la propaganda oficial, esta medida equivale a la privación de sus derechos para saber la verdad.

Tal censura es aún más mortal que sellar la ciudad de Wuhan, porque significa que muchos chinos, que (pueden) haber sido infectados con el nuevo coronavirus, no solo se verán obligados a esperar la muerte en ausencia de atención médica y medicina, sino que, incluso, se verán enfrentados a que el PCCh pueda interrumpir sus esfuerzos desesperados por salvarse.

El 28 de enero, antes de que el PCCh intensificara los esfuerzos para silenciar el discurso, The Epoch Times entrevistó y registró las solicitudes de ayuda de los residentes de Wuhan en las redes sociales.

Residente de Wuhan: “No tenemos salida”

La Sra. Sun, que se conoce con el alias “Jacky-gaga”, dijo a The Epoch Times: “Mi familia de cuatro personas vive en el distrito Qiaokou de Wuhan. Mi madre tiene 50 años. Ella fue al Hospital Popular del distrito de Dongxihu en Wuhan debido a una fiebre. El resultado de su prueba reveló neumonía viral. Los médicos, al principio, pusieron a mi madre en cuarentena, pero el hospital no tenía una cama para nosotros. La enfermedad de mi madre es grave, necesita ser salvada y estamos pidiendo atención pública”.

Queda por ver si el cierre de Wuhan será una medida efectiva contra la pandemia, pero muchos de los residentes de la ciudad, que han sido o se sospecha que están infectados, están en problemas.

La Sra. Sun llamó al centro de servicio comunitario y a la Comisión de Salud local, pero nadie la ayudó. “Hay autos en la comunidad, pero no los envían a los pacientes para que reciban tratamiento médico. Tenemos que pagar precios altos por un taxi sin licencia para enviar a mi madre al hospital designado por el gobierno más cercano, el Hospital Dongxihu”.

“Wuhan está cerrado y el tráfico está cortado, por lo que no podemos llegar al hospital más lejano”. Además, se estipuló que los hospitales no aceptan pacientes de otros distritos, por lo que no tenemos más remedio que ir al hospital más cercano”.

“El Hospital Dongxihu no tenía camas, simplemente llamaron a una ambulancia para enviar a mi madre al Hospital Taikang”.

Sin embargo, tener ambulancias no parece ofrecer ninguna esperanza para los pacientes o sus familias. “La ambulancia simplemente arrastraba a las personas al hospital”, dijo Sun. “Incluso después de que fuimos al Hospital Taikang, no había solución. Tenemos que esperar. El Hospital Taikang tampoco tenía camas. El hospital se negó a aceptar a mi madre y tuvimos que irnos a casa”.

“Mucha gente se ha infectado, la ambulancia estaba llena”, dijo Sun a The Epoch Times. Dijo que los internautas le dijeron que ahora solo podían conectarse en línea para obtener ayuda, con la esperanza de que los medios intervinieran y atrajeran la atención del gobierno.

“Tuve que publicar un mensaje de ayuda en WeChat. Dejé mi número de teléfono”, dijo Sun impotente. “No tenemos salida”.

“Le ruego al gobierno que me arreste si puede salvar a mis padres”

“Le ruego que encuentre a alguien para refutar este rumor, y luego la policía me arrestará y el gobierno me buscará, siempre y cuando mis padres puedan salvarse. Por favor salve a mis padres”, dijo Lin, quien se conoce con el alias de “una plántula en Taihe 18”, en una publicación de su WeChat el 28 de enero.

La Sra. Lin, quien ha sido verificada por su nombre real en WeChat, publicó un mensaje a la 1:48 p.m. el mismo día, diciendo: “Así es Wuhan ahora. Finalmente, la ambulancia envió (a mi papá) al hospital, pero el hospital ni siquiera tiene una bolsa de oxígeno. (Los pacientes) solo pueden ponerse en el suelo en el departamento de pacientes externos. Mi papa se está muriendo. Neumonía viral severa, insuficiencia respiratoria, diabetes severa. A mi madre también le diagnosticaron neumonía viral hace una semana. No sé si pueden lograrlo”.

A las 9:16 p.m., ella publicó: “Hasta ahora, papá todavía está acostado en el departamento de pacientes externos, y no se come la comida. Su situación está empeorando cada vez más. Realmente no sé qué hacer”.

En la madrugada del 29 de enero, ella continuó publicando desde el hospital, “12:40 am, todavía no puede dormirse. Sigo haciendo llamadas telefónicas basadas en los canales que todos ustedes han proporcionado, y hago lo que puedo. Sin embargo, todavía no hay salida. Mis padres todavía están acostados en el departamento de pacientes externos”.

Desde el 26 de enero, Yu, que usa el alias de “una botella de agua de soda salada”, ha estado en WeChat pidiendo ayuda para su padre, quien contrajo el coronavirus de Wuhan.

El 27 de enero, un internauta que usó un nombre real publicado en WeChat dijo: “Después de dormir por un tiempo, siento un poco de fiebre. ¿Hay algún lugareño que estén dispuestos a enviarme medicamentos, bolsas de oxígeno y un termómetro? Llamé al 110 (número de la policía local) y me dijeron que preguntara en un centro de servicio comunitario. Llamé al 120 (número de emergencia) para conectarme a un hospital. El centro de servicio comunitario también informó mi situación. No tengo otra salida ahora. Solo puedo aguantar, esperando que el hospital me acepte. Mi padre ya no puede levantarse de la cama”.

“Si alguien piensa que estoy difundiendo rumores, espero que puedan darse prisa y pedirle a la policía y al gobierno central que me arresten”.

A las 4:11 p.m. el 27 de enero en Wuhan, otro internauta estaba esperando en la fila del hospital cuando publicó: “Después de que el 120 (número de emergencias) lo enviara al hospital, solo pueden ponerlo en el suelo. Mi padre se está muriendo. No sé quién puede salvarlo”.

Tres horas y media después, continuó publicando: “Dos (más o menos) autos que vi más hoy, uno era negro y el otro blanco. (¿refiriéndose a las furgonetas funerarias?) Mi padre está sentado en el pasillo ahora. No sé cuánto tiempo puede aguantar”.

Él escribió desesperado: “Le ruego que envíe a alguien para refutar este rumor. Le ruego a la policía que me busque y que el gobierno me busque. Así mi padre puede ser salvado. Tengo detalles sobre mi WeChat. Ayuden a mi padre, a todos”.

“Tenemos que sentarnos en casa y esperar la muerte”

Hu Weili, maestra de la ciudad de Hangzhou, regresó a Wuhan este año para celebrar el Año Nuevo con sus padres. Sin embargo, nunca esperó que el coronavirus de Wuhan, que el gobierno describía como “prevenible, controlable y tratable”, se convirtiera en un desastre que matara a tantas personas en un abrir y cerrar de ojos.

Para aumentar su desesperación, su padre contrajo coronavirus en el hospital, pero no tenía ningún lugar para ser tratado, y la mayoría de los adultos de su familia ahora son sospechosos de tener la enfermedad. La familia tuvo que quedarse en casa y esperar a morir.

Ella escribió en una publicación de solicitud de ayuda en su Weibo: “Mi padre comenzó la diálisis en diciembre pasado. El 18 de enero, mi padre regresó de la diálisis en el Hospital Puren con fiebre… En la tarde del 27 de enero, mi padre fue diagnosticado con el nuevo coronavirus, pero ahora mi padre está en casa sin nadie que lo cuide”.

“Durante tres días he tenido fiebre, mi madre también tiene fiebre, y mi cuñada también. No tenemos a nadie que nos cuide… no podemos salir… solo podemos sentarnos en casa y esperar la muerte”.

Hu pidió ayuda. “[Al gobierno] simplemente no le importa. ¡Incluso los pacientes diagnosticados se quedan solos! ¡También hay tres niños menores de edad en casa! ¿Cómo puede mi familia vivir así? Como podemos vivir ¡Por favor ayúdenos! Mi número de contacto es 13606717635”.

Hu Weili no está sola. La familia de la Sra. Yu, residente de Wuhan, también está atrapada en la desesperación. El gobierno les dice que esencialmente “esperen la muerte en casa”.

El 27 de enero, los hijos de la Sra. Yu publicaron una solicitud de ayuda en las redes sociales en el extranjero: “Mi madre contrajo la neumonía de Wuhan y el hospital ocultó su enfermedad. Estuvo en cama durante 12 días con fiebre alta… El director del centro comunitario, designado por los comunistas, dijo que no podía arreglar una cama de hospital y sugirió esperara a morir en su casa. Mi padre también estaba infectado y tenía que cuidar a mi madre. No tienen medicina, ni comida, ni tratamiento. ¡Por favor, ayúdenlos!

“El Partido Comunista Chino (PCCh) ha mostrado total desprecio por la vida humana al cerrar la ciudad sin proporcionar alimentos y medicinas a la gente”.

“Estamos arrinconados”.

Acosado por la red de “Fifty Cent Party”

La experiencia de la familia de internautas de Wuhan, Jiawei, es aún más escalofriante.

El internauta cuyo alias es “Jiawei small dumpling” publicó el 24 de enero que se sospechaba que su tía y su hermana habían contraído el coronavirus de Wuhan.

Al principio, tuvieron fiebre y fueron al hospital. Se encontró que los pacientes habían sido infectados de forma cruzada mientras estaban haciendo cola. “No puedo evitarlo. Me enviaron a casa la primera noche”. Al día siguiente, mi tía no pudo aguantar:” Mi cuñado lloró y rogó al hospital antes de que la aceptaran, pero ya era demasiado tarde. Después de dos días, ella murió.

“El hospital todavía se niega a aceptar a mi hermana. También tenía miedo de ir al hospital, porque no había ninguna cuarentena”.

Jiawei se quejó amargamente al final, “¿Controlable, bien informado? ¿Ninguna transmisión de humano a humano?… (El gobierno) siguió ocultando hechos. ¡Cuántas vidas inocentes se han perdido!

“¿Qué podemos hacer las personas comunes? No hay lugar para la rendición de cuentas. Si mueres, mueres. ¿Puede el gobierno pagar por la vida?

El pariente del internauta, con el alias “la hermana Shan es poderosa”, comentó debajo de la publicación que el cuerpo de la tía todavía estaba colocado en la cama en el Hospital Hankou.

El hospital se negó a trasladar el cuerpo a su depósito de cadáveres, pidiendo a las familias que desinfectaran el cuerpo y contactaran a una funeraria ellos mismos, por lo que contactaron a una funeraria. No fue hasta las 11 a.m. del 24 de enero que llegó el auto de la funeraria, porque esta funeraria solo tiene un automóvil que puede desinfectar. El automóvil ha sacado cadáveres de toda la ciudad, hospital por hospital.

Después de que la familia de Jiawei expuso la verdad de la epidemia de Wuhan en las redes sociales, sufrieron graves hostigamientos y críticas por parte del Fifty Cent Party (los comentaristas de Internet pagados del PCCh).

Al final, un compañero de clase de “Jiawei small dumpling” contactó a una celebridad de Internet que tiene sentido de la justicia.

Después de proporcionar una prueba de identidad para testificar la autenticidad de la familia, la celebridad de Internet hizo un llamamiento a la preocupación pública en las redes sociales y, como mínimo, ayudó a restaurar la reputación en línea de Jiawei.

A continuación

Corrección política: el control sobre el discurso y el pensamiento en Occidente

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo


ACLARACIÓN IMPORTANTE: ReporteroCubano.Net no necesariamente comparte las opiniones políticas que se expresan en los artículos tomados de otros medios de información. | Visite la fuente para más información

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *