Astronautas preparan su primer bistec producido en el espacio con impresora 3D

Los astronautas de la Estación Espacial Internacional imprimieron carne en el espacio con una nueva manera de cultivar alimentos que podría ser usada durante los largos viajes interplanetarios y los futuros colones de la Luna y Marte.

La Estación Espacial Internacional, fotografiada desde la nave espacial Atlantis, julio de 2011. (NASA via Wikimedia Commons)
La Estación Espacial Internacional, fotografiada desde la nave espacial Atlantis, julio de 2011. (NASA via Wikimedia Commons)

La carne está compuesta de células bovinas agregadas a estructuras llamadas esferoides. Estas células provienen de los músculos, de la sangre, las células grasas y células de soporte, señala Aleph Farmas.

Esta mezcla de células se combina con sustancias que ayudan al crecimiento y sustancias conocidas como ‘bio-tintas’ que se han estado usando en impresoras 3D para obtener órganos en miniatura que ayudan a la Medicina, informa la agencia Ansa.

Es similar a un “caldo” de nutrientes que simula el ambiente dentro del cuerpo de una vaca.

A todo ello se agregan fuerzas magnéticas. Tarda 3 semanas en formarse lo que en una granja tradicional demora dos años, y el resultado simplemente se imprime. Se produce y se imprime donde se requieren los alimentos.

El 25 de septiembre, una nave espacial despegó desde el aeródromo de Kazajstán con una carga especial hacia la Estación Espacial Internaciona,l que se encuentra orbitando nuestro planeta a unas una altura de 250 millas y se realizaron las impresiones en 3D.

Los astronautas del ISS comprobaron la técnica de preparar la carne en el espacio y observaron que funciona de una manera diferente que en la Tierra. La impresión se lleva a cabo más rápido con la ausencia de gravedad, además, el filete de carne no se deposita en capas, como sucede cuando en la Tierra se imprimen mini-órganos o fragmentos de tejido para ser usados en implantes médicos, informó la agencia Ansa, el 9 de octubre.

En el espacio las células no se empujan hacia abajo. Lo que hacen es depositarse naturalmente hacia todos los lados, formando una estructura redondeada similar a una bola de nieve.

La compañía israelí dirigió el experimento en el espacio a fines de septiembre con la colaboración de una compañía rusa y dos estadounidenses, informó Business Insider.

“Somos la única compañía que tiene la capacidad de producir carne completamente texturizada que incluye fibras musculares y vasos sanguíneos, todos los componentes que proporcionan la estructura y las conexiones necesarias para el tejido”, dijo a Business Insider el CEO y cofundador de Aleph, Didier Toubia, cuando realizó otras pruebas el año pasado.

Estos filetes obtenidos en órbita podrían convertirse en los alimentos de los futuros astronautas que viajen a Marte.

Por otro lado esta misma carne se podría fabricar en Tierra con lo que los investigadores creen sería un costo cero desde un punto de vista ambiental, al margen de la fabricación de los instrumentos y componentes que requiere.

Aleph Farms ha estado cocinando filetes cultivados en laboratorio desde diciembre de 2018, pero sugiere que la carne podría cultivarse en todo tipo de ambientes hostiles.

“Este experimento fue estrictamente una prueba de concepto”, dijo a Business Insider Grigoriy Shalunov, gerente de proyectos de 3D Bioprinting Solutions. La compañía dijo que espera proporcionar una fuente de proteínas importante para las futuras misiones a Marte y las colonias en la Luna.

Las siguientes imágenes muestras como una astronauta de la Agenca Espacial Europea se preparaba su almuerzo durante su estadía en la Estación Espacial Internacional.

¿Sabía?

El libro chino más traducido en la historia se lee en 40 idiomas pero está prohibido en China


ACLARACIÓN IMPORTANTE: ReporteroCubano.Net no necesariamente comparte las opiniones políticas que se expresan en los artículos tomados de otros medios de información. | Visite la fuente para más información

Leave a Reply

Your email address will not be published.