Aquel cuerpecito fue mío

El anciano en su lecho de muerte a su viejecita esposa: “Bueno, Lola, ya que pronto voy a partir, quiero confesarte mis deslices…”

Silueta humana
Silueta humana

¿Te acuerdas de aquella mulatica que vivía en el piso de abajo del nuestro?.. Sí, aquella que tenía un cuerpecito escultural y era muy sexi…

-Sí que me acuerdo muy bien porque tú siempre trataste de acostarte con ella, ¿cierto?

– Bueno, pues me arrepiento mucho de haberte engañado, Lola, pero la verdad es que aquel cuerpecito fue mío…

– Cosas pasan, Demetrio, ¡las cosas pasan! ¡Ni modo! Te perdono porque…

Demetrio, ¿te acuerdas de aquel cuerpecito que había en la esquina del barrio?..

– ¿Cuerpecito?… En la esquina del barrio lo que había era el cuerpo de bomberos…

– Bueno, amor, perdóname, pero… ¡aquel cuerpecito fue mío!

Leave a Reply

Your email address will not be published.