Ahmed Otero Prado: un delator del G2 en Miami

Mi guerra con los dictadores de Cuba es personal, ellos asesinaron a mi padre y mi feto ya para nacer dentro de mi vientre para impedir que yo asistiera al funeral de mi padre, y ahora con el relajo Obama-Castro, ellos asesinaron a mi madre, y luego le pasaron al cuanta a mi sobrina.

Ahmed Otero Prado mientras trabajaba en Arranke programa noticioso de la Radio Cristiana CVCLAVOZ
Ahmed Otero Prado mientras trabajaba en Arranke programa noticioso de la Radio Cristiana CVCLAVOZ

Este personaje lo conocí en unas clases de guion radial que ambos recibimos en la misma aula. Más adelante un cristiano, oyente del programa radial en la Emisora COCO, en El Vedado, La Habana, donde yo tenía un espacio en vivo con presentación y entrevistas a chefs de la cocina nacional e internacional, sobre confección de algunos platos y la descripción de los beneficios a la salud que aporta cada alimento. De allí me botaron por mi posición política, y con la mancha de “no acta para trabajar en medios de comunicación masiva”.

Esto fue porque hablé de Dios cuando eso era prohibido en la radio cubana, y salió a relucir que yo era hija de un yanqui, que iba a la Embajada de los Estados Unidos (SINA)… En fin, ese oyente y su esposa se hicieron mis amigos, y al saber que Ahmed tenía un Ministerio llamado “Voceros de Salvación” donde hacia grabaciones de temas bíblicos, me enviaron donde Ahmed, y de inmediato comencé como guionista y presentadora de dichos programas religiosos, esto era sin cobrar ni un centavo; de lo que le daban a Ahmed, nunca recibí ni un centavo, ni para la guagua. Pero bueno, eso no es lo importante ahora.

Las grabaciones de los programas cristianos lo hacíamos en los Estudios MAVIM de la Iglesia Metodista en Marianao. Un día Ahmed me dice que si yo quiero continuar en el Ministerio Voceros de Salvación tenía que renunciar a salir de Cuba. Me dio un papel para que yo firmara mi compromiso de quedarme en Cuba, no lo acepté. De ahí en lo adelante comenzó a tratarme mal, luego me dijo que la Seguridad del Estado iba a sacar a alguien del Voceros de Salvación de forma definitiva. Hasta que un día llevaba mi guión para grabar mi secuencia, y lo que me encontré fue un acto de repudio preparado y dirigido por Ahmed Otero Prado.

Tenía al grupo reunido, leyó un panfleto que tenía ya escrita la decisión de sacarme del Ministerio Cristiano como persona no confiable para pertenecer al Ministerio Radial. Fui parada como si estuviera en un tribunal, pero solo para recibir esa vil sentencia, sin permitirme hablar ni una sola palabra, ni siquiera para decir mi nombre. Cuando pedí la palabra, me dijo: “No la tienes la palabra, Miriam. Estás fuera del Ministerio Voceros de Salvación definitivamente”. No tienen idea cuánto sufrí, cuánto me dolió aquello, porque yo tenía a Ahmed como uno de mis hermanos de la fe cristiana más amados. Más tarde me confirmaron que él es de la Seguridad del Estado de Cuba.

Algún tiempo después de la vileza que cometió contra mí, supe que también afectó a una hermana de la Iglesia Metodista de K y 25, por saber que ella era mi amiga y vecina. Hoy Ahmed Otero Prado, quien me hizo ese gran daño, quien me hizo pasar tremenda vergüenza, como si yo fuera una delincuente, quien trató de impedir que yo llegara a los Estados Unidos, hoy él está en los Estados Unidos, infiltrándose en los medios de comunicación de La Florida, porque esa gente no se retiran. El estudió lengua inglesa en la Universidad de La Habana. Estuvo primero en Ecuador, y luego ha venido justo para La Florida.

Cada vez que yo contactaba con un opositor en Cuba lo golpeaban, eso me causó mucho dolor. No quiero que dañen a mas personas por tener relación conmigo.

Nota de la Redacción:

Miriam Brown es la hija del ciudadano americano veterano de la US Navy durante la Segunda Guerra Mundial y ex-empleado de la US Base Naval de Guantánamo en Cuba, Francis Brown, quien según su hija fue asesinado en el Hospital de la Ciudad de Guantanamo en Cuba. Miriam ya está refugiada en los Estados Unidos tras largos y dolorosos años de permanecer como rehén del régimen castrista en Cuba.

Leave a Reply

Your email address will not be published.